“En tiempos de pandemia, no hay que creernos muertos”: Monseñor Camilo

30 junio, 2020 Desactivado Por enlace TV

Monseñor Camilo Fernando Castrellón Pizano piensa que estará al frente de la Diócesis de Barrancabermeja por unos dos meses más. “Creo que estoy saliendo en agosto”, le dijo al periodismo de Enlace Radio 6 AM en una de sus últimas entrevistas como máximo jerarca de la Iglesia Católica en el Magdalena Medio.

Calificado por sus propios sacerdotes como un ser de infinita misericordia y paciencia infinita, el padre Jairo Portala no vacila en asegurar que Monseñor Camilo es “el Obispo que conoce la ternura de Dios”.

Para Jaime Barba Rincón, el sacerdote que primero fue alcalde de Barrancabermeja y luego religioso, Monseñor Camilo “Centró su predicación en la reconciliación, el perdón y la paz. Atento con los sacerdotes. Conocedor de la realidad de la región, siempre con propuestas para el bienestar de la comunidad”

Tiempos de pandemia

En su diálogo, el alto prelado respondió a la inquietud de los periodistas sobre la pandemia del coronavirus y el reto de la humanidad frente a la incertidumbre que ha provocado el virus.

Cuando Dios cierra una puerta, abre una ventana. Lo que vamos a necesitar es aprender a vivir con esta pandemia y con muchas otras que vengan.

Explicó que hay un estudio de Paco Jiménez de la Universidad de Granada – España, “un sabio dedicado a la ecología”, según el religioso, que asegura que se ha maltratado tanto a la naturaleza que ella seguirá produciendo más virus y más pandemias.

Hay un refrán que dice que Dios Perdona, el hombre perdona, pero la naturaleza no olvida.

Y ante la actitud con la que se debe afrontar esta pandemia, Monseñor Camilo Fernando fue contundente diciendo lo siguiente:

No hay que creernos muertos. Hay que luchar siempre; sin encerrarnos y sin azotarnos.

E igualmente frente a cómo actúa el ciudadano de Barrancabermeja ante crisis como ésta, indicó que si hay gente resiliente en el mundo son justamente los hijos de la bella hija del sol:

Puya a un barranqueño, para que vean lo que pasa. Basta que los puyen un poquito para que vean como salen adelante. Si hay gente con resiliencia en el mundo, son ustedes los barranqueños.

Bucaramanga, su destino

Cuando se le pregunta sobre lo qué será de su vida luego de su paso como Obispo de Barrancabermeja, Monseñor Camilo recuerda que es un salesiano y que como tal es un ciudadano del mundo:

Donde estamos lo hacemos con los pies bien firmes sobre la tierra, pero también con el ojo puesto en el futuro, en el horizonte; con la maletica en la puerta de la pieza. Entonces ya yo estaba preparado para el cambio.

Se refirió en los siguientes términos sobre el porvenir de Barrancabermeja:

Yo percibo que Barrancabermeja tiene gente muy capaz y me preocupa que haya mucha gente que no se ha dado cuenta del valor estratégico de Barrancabermeja y el Magdalena Medio. Por ejemplo, no han descubierto el valor inmenso que tiene Impala aquí en nuestro río.

Y agregó:

Me parece que no han sabido darse cuenta de lo que está en las manos, y me preocupa que, si no se dan cuenta, otros de afuera si se den cuenta y cojan ventaja.

Dijo, además, que quiso ser un puente y recalcó que el papa Francisco siempre ha insistido en que hay que ser puente entre la comunidad, para edificar y no destruir, según explicó a Enlace Radio 6 AM. Reiteró su amor por el río:

Para mí el Río Grande de la Magdalena fue una experiencia bellísima. Navegarlo; viajar por él, es poesía. Me lo llevó en el corazón.

Y concluyó:

Me voy a vivir a Bucaramanga. En la Casa Salesiana de Bucaramanga. Entonces vamos a estar cerca, Dios mediante.

Apuntes finales

Cerca de 14 sacerdotes realizaron posgrados en el exterior y otro grupo de cerca de 10 obtuvieron Licenciatura en Teología y o Ciencias Religiosas en Colombia, durante el Obispado de Monseñor Camilo al frente de la Iglesia Católica en Barrancabermeja.

Fue un guardián de la salud de los sacerdotes, no dudó en que la Diócesis asumiera los gastos en los mejores especialistas y clínicas de alta calidad para ellos.

Acompañaba Monseñor Camilo a las comunidades en los reclamos ante las autoridades buscando la conciliación entre las partes en conflicto.

Y deja dicho:

  El Papa nombró a un Obispo maravilloso en mi reemplazo.